MAB Your Learning Coach
Screen Shot 2018-10-01 at 11.47.23 PM.png

Blog

Creatividad para la Educación (Ximena Vega Amat y León: CEO de Claridad Coaching Estratégico)

Todo cambia cuando eres mamá. Vuelves a analizar el mundo con otros ojos. Te preguntas si la alimentación tal como la llevas es correcta. Si estás entendiendo de la mejor manera la prevención y cuidado de la salud. Si lo que has aprendido en la vida es suficiente o se necesita seguir aprendiendo. Es un momento clave de quiebre en la vida. Y es precisamente en ese momento cuando analizas de dónde aprenden tus hijos, y sobre todo, cómo aprenden. Es cuando te cuestionas si esa será la mejor manera posible de aprender.

  • Según los últimos estudios de mercado en mamás en América Latina, todas tenemos varias preocupaciones en común cuando pensamos en nuestra familia. Éstas coinciden con la pirámide de Maslow de necesidades, en donde la psicología clásica refuerza este estudio que menciono líneas arriba. Los tres pilares que tenemos que cubrir para nuestra familia son: Alimentación, Salud y Educación. 

  • Es interesante entender que el tener hijos cambia la perspectiva de muchas cosas, cambia sobre todo nuestra visión personal del mundo. A partir de este momento y en adelante empezamos a ver el mundo a partir de lo que nuestros hijos necesitan o van a necesitar de él. También es cierto que redescubrimos el mundo volviendo a valorar hasta los detalles más insignificantes desde los ojos de nuestros hijos. Otro tema importante es que nos volvemos más críticos con las deficiencias y errores del sistema. 

  • Por ejemplo, a mí me pasó con el sistema educativo, el pilar de Educación que mencionaba la inicio. Con todo lo que quiero y agradezco a mi colegio, sigo creyendo que la forma como aprendí las cosas pudo ser mejor. De hecho, en muchos casos sentí que mi educación hacía las veces de una camisa de fuerza que no permitía que fluya la creatividad y la opinión crítica, por ejemplo. Me quedó mucho más claro cuando, desarrollando mi carrera en Marketing y Publicidad, me lo explicaron con una pequeñez de esas que de verdad importan. Empezamos el nido, early years o kinder desarrollando nuestra creatividad de mil maneras, una de ellas es la caja de crayolas con 160 diferentes colores y una cartulina inmensa para utilizarlos. Y terminamos quinto de media escribiendo disciplinadamente con la misma letra y el mismo lapicero azul. 

  • Lo que pasó en el camino es que se amoldó tanto a la persona a un patrón, que perdieron alternativas, y en parte, la esencia que cada uno lleva dentro de alguna manera se automatiza para cosas cotidianas.

  • Años después volví a pensar en tema de manera seria, cuando una practicante en mi área me contó que había decidido dejar las prácticas, porque lo suyo, sin lugar a dudas, era la educación. Esa chica empezó siendo ella misma tutora de niños y entendiendo desde su propia experiencia, que había una nueva forma de enseñar. Y entonces, fundó MAB..

  • A partir de entonces, nos sólo soy fan de Maca, sino que dejé de ser su jefa para convertirme en su amiga, mamá de #MabLovers, y un soporte estratégico para la marca desde el ángulo profesional. Porque creo en ella y creo en la marca. Creo también que el cuestionamiento positivo lleva a cosas buenas. Preguntémonos siempre si ésta es la mejor manera de hacer las cosas. Si se puede mejorar lo que hacemos en algo, aunque sea en algo pequeño o menor. No por ser un patrón establecido por años se valida que está bien. Sobre todo en un entorno en donde todo cambia, absoluta y velozmente. Preguntemos por qué las cosas se hacen de una manera determinada y no de otra. Las preguntas correctas nos llevan a respuestas acertadas. En publicidad es muy común esta técnica para detonar procesos creativos altamente diferenciales. Y al parecer, en educación también.  


  • “Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo.”  Albert Einstein.

Macarena ArribasComment