MAB Your Learning Coach
Screen Shot 2018-10-01 at 11.47.23 PM.png

Blog

Visión, determinación y trabajo (Lía Ríos- primera alumna MAB y ahora tutora).

Todo empezó en uno de esos días de verano en los que el sol brilla más que nunca y el calor es tal que ahoga. Como a cualquier otra persona, a mí me hubiera gustado estar disfrutando del clima en la playa, bien metida en el mar. Sin embargo, mis papás tenían otros planes... El "February Companion". Para los suertudos que no están al tanto, el "February Companion" es un método de tortura occidental adquirida por mi colegio que consiste en resolver un cuadernillo entero (del tamaño de un testamento) de ejercicios de matemática... en verano. Espectacular, ¿no? En fin, tras mis fallidos intentos de entender los problemas de división, y los fallidos intentos de mi mamá de explicármelos, ella encontró la solución que cesaría para siempre mi tortura: nuestra vecina del frente; Macarena.

Macarena Arribas, excelente en matemáticas, y en varios otros cursos, era también mi vecina. Lo cual fue simplemente perfecto para mi ser a los nueve años siendo un cero a la izquierda en mate. De ahí en adelante, tengo tanto que agradecerle a Maca. Desde los chocolatitos que me regalaba en las clases, hasta los abrazos que siempre me dio. Buenas notas (¡hasta en mate!) sonrisas, galletas y experiencias. Pero más que nada, le agradezco por enseñarme el valor que tiene el esfuerzo. Sin ella, no hubiera conocido lo que ahora considero es de las cosas más importantes en esta vida. El esfuerzo es fundamental. Sin él, nadie llegaría a nada. Uno debe trabajar por lo que quiere. Y sin Maca, yo no hubiera llegado a donde estoy ahora.

 Mediante los últimos siete años, he podido ver el nacimiento y la evolución de MAB, y sentirme orgullosa de haber formado, y todavía ser parte de él. Me acuerdo clarito donde empezó todo. En un garaje. Nuestro garaje. Donde todas las ideas creativas surgían y se convertían en proyectos. Tal y como MAB. Se siente raro decir que fue hace ya siete años cuando Maca tuvo que disfrazarse de embarazada para un trabajo de la universidad, y este año 2018 vi nacer a Lucas, su hijo. Al igual que haber pasado de enseñarle valiosas lecciones a cinco alumnos en un garaje, a difundir el conocimiento y el empeño a cientos de chicos de diferentes colegios. Opino también que esto refleja los sueños que uno puede tener. Pueden parecer algo tan lejano, tan difícil de conseguir, nada más que una idea. Sin embargo, con visión, determinación, y obvio, esfuerzo, todo se puede. Estos tres son valores indispensables para triunfar, y los tres los aprendí en MAB, entre muchos otros.

 Y bueno, así fue que llegué a donde estoy ahora. Con muchas clases de mate, sonrisas, abrazos, apoyo, y galletas. Me siento muy orgullosa al decir que después de siete increíbles años, puedo contribuir a la familia de MAB de un nueva manera: siendo tutora. Espero poder transmitir a mis futuros alumnos todo lo que Maca y MAB me enseñaron a mí. Para que también aprendan la importancia del arduo trabajo en la vida, y que los sueños de uno siempre se pueden cumplir con ganas y esfuerzo. Y obvio, algunas galletitas.

Macarena Arribas2 Comments