MAB Your Learning Coach
Screen Shot 2018-10-01 at 11.47.23 PM.png

Blog

Todos aprendemos distinto (Macarena Arribas: MAB Your Learning Coach)

Vivimos rodeados de una educación tradicional que alaba a las matemáticas, pero que muchas veces, no le pone atención a la forma en la que se enseñan. Resultado: niños frustrados que crecen creyendo que son poco inteligentes.

 "Es que yo soy pésimo en mate, soy un tonto", "yo estoy en grupo 3 de mate en el colegio... ahí no hay inteligentes....", "no entiendo absolutamente NADA del tema que hemos visto hoy en mate", "intento e intento y no me sale", "siempre jalo en matemáticas"... son cosas que escucho a menudo.

Lo más curioso de todo está en que muchos de estos chicos con "malas notas" en matemáticas SÍ pueden lograr altas calificaciones, pero el PROCESO que están siguiendo no es el adecuado.

Todos aprendemos distinto. Entonces, para lograr un buen rendimiento académico es muchas veces importante cambiar la estructura de la enseñanza y del estudio. No todos aprendemos copiando con lapicero azul lo que el profesor proyecta o escribe en la pizarra. No todos aprendemos fracciones de la forma precisa/exacta/igualita/estructurada expuesta por una profesora que enseña a 30 niños a la vez. No todos aprendemos a la misma velocidad ni con las mismas herramientas.

 Sin embargo, "no te cuento los puntos si usas otro método", "quién te ha enseñado de esa forma distinta", "por qué haces ejercicios que yo no te he mandado", "te dije que lo hagas como yo dije".

O sea... llego a la respuesta correcta y.... ¿¿¿ NO ME LO VAS A CONTAR???

Qué locura...el niño POR FIN captó fracciones después de MESES ... pero no es el método que LA MISS QUIERE. PLOP. ¿Acaso no es OBVIO QUE NO ENTIENDO tu método? Por eso jalo!!!!!! Por eso me frustro!!!!!

Realmente las matemáticas son LINDAS, pero siempre y cuando el PROCESO de enseñarlas sea igualmente lindo. Hoy en día existe demasiada presión y demasiada estandarización. Es más fácil pedirle a todos que aprendan igual, de la misma forma y a la misma vez.  Pero no, señores, la educación no es una fábrica masiva en donde todos los productos salen iguales.

Como dije antes, muchos de estos chicos con problemas en matemáticas solo necesitan OTRA FORMA de enseñanza. Unos son tal vez más artistas, entonces necesitan aprender matemáticas con colores por ejemplo. Otros son más musicales, entonces que se aprendan las tablas con canciones. Otros entienden el problema pero llegan a la respuesta con otro método. Otros necesitan hacer más ejercicios que el resto para poder entender los conceptos. Otros necesitan material extra de repaso y más horas de repaso. Otros tan solo escuchando a la profesora entienden a la perfección. Cada persona es diferente y hay que celebrar estas diferencias porque sino, lo que se logra es que el alumno se frustre y se sienta menos que el resto.

Es simple. Dejemos que cada niño encuentre las estrategias que lo hagan más feliz. Dejemos que cada chico explore su forma de aprendizaje idónea y que la ponga en práctica. Démosle RECURSOS a los chicos para que enfrenten sus PROPIAS y DISTINTAS dificultades. Ayudemos a que cada uno de ellos LOGRE resultados óptimos.  Dejemos de lado el egocentrismo y la rigidez de que todos deben estudiar "de la forma que digo yo y que enseño yo". Dejemos de exigir sólo lo estándar. Dejemos que el alumno explore, descubra e implemente.Hay que trabajar muy duro para poder realmente llegar a las necesidades específicas de los estudiantes y estar preparados para recibir, en una misma aula, a chicos que aprenden distinto. Ahí está la magia del educador (carrera absolutamente fascinante dicho sea de paso). La magia está en hacer que todos los alumnos aprendan y lleguen todos a los MISMOS OBJETIVOS sin importar que lo hagan siguiendo diferentes caminos. CADA ALUMNO ES DISTINTO. Sus cerebros son diferentes. Sus habilidades son diferentes. Debemos impulsar el reconocimiento de las diferentes habilidades para que los chicos crezcan siendo conscientes de ellas y aprendan a usarlas de la mejor manera, creciendo motivados y con ganas intrínsecas de aprender. 

El aprendizaje está para disfrutarlo y para empoderar a los estudiantes. Rescatemos y celebremos la diversidad. Festejemos que cada alumno es distinto y único. Hagamos que cada niño crezca valorando y estando orgulloso de sus habilidades.

Ya sabes, padre de familia, cuando tu hijo te diga que no entiende matemáticas, o cualquier otro curso, evalúa todos los factores que enmarcan esa falta de comprensión. Muchísimas veces el problema no tiene nada que ver con  la "incapacidad" del niño, sino más bien con el proceso por el cual ha pasado tu hijo, quien por cierto, aprende distinto.

Macarena ArribasComment