MAB Your Learning Coach
Screen Shot 2018-10-01 at 11.47.23 PM.png

Blog

5 años de MAB (Macarena Arribas- MAB Your Learning Coach)

Y como quien no quiere la cosa, pasaron 5 años del loco día en que decidí mandar un mail a todos mis contactos contando que había creado "MAB"- un lugar para ayudar a chicos académicamente. Me acuerdo que simplemente me lancé y lo hice. Ningún business plan. Nada. Solo pasión. Y unas ganas innatas de hacer algo que enriqueciera la educación de los demás. Fue un 7 de enero, a las 4:40pm, que hice click y los mails salieron disparados.

Yo ya dictaba clases particulares a niños, principalmente a mis vecinos y a  mi primo Ricardo. Poco a poco, todo se fue dando. Mi mamá me prestó su garaje y ahí armé una pizarra con dos mesas largas. Ahí estuve algunos meses y como ya no me entraban los niños, una tía, Amelia Gómez Sánchez, decidió prestarme su casa para seguir intentando mi loco proyecto ahí.

Estuve varios meses ahí. Ya no entraban mas niños. Usábamos hasta su cocina... era de locos. Tan de locos que su gata, Nicolasa, se enfermó de estrés. Por mi culpa claramente. Y fue entonces donde me di cuenta que, o salía de una vez de ahí, o la gata enloquecía.  Entonces, opté por la primera opción. Abrí el primer MAB en Miraflores, en la famosa esquina de Angamos con Santa Cruz (era el departamento de mi papá y fue invadido absolutamente). La aventura agarraba viada, y mi vida se volvía aún más alocada. Estaba en la mitad de mi carrera. Fue duro. Estaba sola en esto.  Yo barría. Yo trapeaba. Fui  contadora. Fui abogada. Fui marketera. Fui telefonista. Y fui profesora. Y cabe recalcar que no había estudiado ninguna de las profesiones antes señaladas.

De hecho, estudié comunicación y publicidad. Nada que ver, ¿no? Todo el mundo me pregunta dónde estudié educación. Siempre me río. De hecho, nunca quise estudiar educación porque me parecía muy tradicional. A pesar de no haber tenido un business plan, siempre tuve clara una cosa: no quería que MAB sea un lugar educativo tradicional. Quería algo distinto. Y ahí entró la magia de la comunicación y de la publicidad. ¿Ahora entienden? Es con mi carrera que comencé a tener claro lo que buscaba: formar MAB de manera "distinta".

Fue en la esquina de Miraflores donde comenzaron a llegar más y más alumnos y cuando comenzó mi malabarismo PROFESIONAL entre MAB y la UPC. Aprendí a hacer mil cosas a la vez. Me metía a clases en la universidad o muy temprano, o muy tarde, para poder tener las tardes libres para dictar en MAB. Era de locos.  Mi carro se convirtió en avión (literalmente). Y no sé cómo pasó, pero nunca jalé ningún curso y acabé la carrera en 5 años exactos (creo que mientras más cosas hago mi nivel de organización se vuelve más efectivo).

El camino no fue nada fácil. Nos quisieron cerrar, más de una vez. Quisieron vernos caer, más de una vez. Quisieron copiarnos, más de una vez. Mi equipo se reestructuró, más de una vez. No dormí, más de una vez. Terminé con migraña en la clínica, más de una vez. Nos juntamos con personas mal intencionadas, más de una vez. Nos estafaron, más de una vez. Las puertas se cerraron, más de una vez. ¿Pero saben qué? Todo esto nos hizo más fuertes. Conocimos a gente maravillosa en el camino. Yo les llamo mis "ángeles", porque SIEMPRE, pero SIEMPRE, cuando he sentido que no hay salida, aparecen y me salvan. Y me ayudan desinteresadamente. Ellos saben quienes son y cuán agradecida estoy con ellos. Todos los golpes no han sido más que aprendizajes. Han sido 5 años de arduos aprendizajes. Qué master ni qué master. La universidad de la vida ha sido, y siempre será, la más poderosa e importante. Ser emprendedor en este país no es nada fácil. De verdad que no. Todo es complicado: las licencias, los contratos, los impuestos... TODO. Además, en mi caso, más difícil aún, porque no soy nido. No soy colegio. No soy academia. No soy universidad. ¿Entonces qué soy? A ver tengan esta conversación con una persona de la SUNAFIL y que entienda.... ha sido un camino de locos.

En el 2015 abro un nuevo piso de MAB en Miraflores, y también me mudo yo. Y también me gradué de la universidad. Entonces fue un año clave en mi vida. Simbolizaba el crecimiento de MAB pero también el mío personal. La vida real comenzaba. Fue un poco aterrador. Pero también full adrenalina.

Comenzamos a dictar clases en más distritos: La Molina y Villa. Y dejé de estar "sola" en este camino para comenzar a formar un equipo de personas que se unieron a mi gran sueño y gran aventura. Dejamos el lado estrictamente académico y comenzamos a organizar talleres creativos para nuestros alumnos en vacaciones: de repostería, ciencias, experimentos, jardinería, arte, y más. MAB se convirtió en un lugar de explosión de creatividad. Lanzaba el taller que me provocaba (hasta el día de hoy). Fluidez absoluta de ideas.

Comenzamos a trabajar con chicos de más y más colegios de Lima. Ahora trabajamos con alumnos provenientes de más de 40 colegios limeños, tenemos sedes en Chacarilla y en Miraflores y además tenemos MAB Go y vamos a diferentes distritos y lugares de Lima: La Molina, Villa, La Aurora, Barranco, Asia, Villa María del Triunfo (donde tenemos nuestro programa MAB Social). Tenemos MAB Empresas: llevamos vacaciones útiles a los hijos de los trabajadores en las empresas. MAB Playas: llevamos tutorías y clases de arte a las playas del Sur. Tenemos también MAB Click: tutorías personalizadas online. Y este año que acaba de pasar, nace Emotional MAB. Una rama fascinante de MAB que nos permite trabajar con nuestra comunidad a nivel emocional, brindando terapias, talleres de habilidades sociales y evaluaciones de inteligencia emocional. Por eso, en este 2018 festejamos nuestro relanzamiento, que simbolizó dejar atrás en MAB Afterschool, para convertirnos en MAB Your Learning Coach: un centro de coaching académico y emocional que busca empoderar a niños y a adolescentes.

Y así es que entramos a nuestro sexto año como MAB. Yo cumplo más de 13 años dictando clases particulares, pero entro al sexto año de MAB, y lo hago con mucho optimismo y con ganas renovadas de seguir dejando huellas positivas en la vida de nuestros alumnos y tutores. Entro más segura que nunca de que obstáculos siempre habrán. De que habrán personas e instituciones que querrán vernos caer. De que habrán clientes que no siempre estarán 100% satisfechos. De que es imposible agradar a todos. Pero también tengo la seguridad de que vendrán cosas muy lindas y positivas porque nosotros sí tenemos un propósito claro, firme y poderoso.

En MAB buscamos que los chicos crean en ellos mismos, que se sientan capaces de lograr lo que se proponen, y que tengan las herramientas para esforzarse para lograrlo. Buscamos acortar la brecha entre niños y adultos. Estando cerca de ambos mundos, en MAB hemos desarrollado una metodología de aprendizaje ad hoc, un "mundo" diferente para que la educación de niños y adolescentes se vea reflejada en mejores adultos. Somos un grupo de jóvenes que tenemos como meta no solo preparar a los estudiantes para que les vaya bien en el colegio a nivel académico, sino que también los queremos formar para la vida. Creemos que lo realmente importa es que los niños desarrollen una sólida personalidad y autoestima que les permita sentirse seguros de ellos mismos. Buscamos empoderar a los estudiantes y volverlos más felices.

Comienzo este 6to año, una vez más, sin saber lo que la vida y Dios tienen preparado para mí. Pero lo comienzo con la certeza de que TODO lo que venga será para volverme una mejor persona y para seguir trabajando con muchísima fuerza y como siempre, con todo el corazón.

Gracias a todas las más de mil familias que confiaron alguna vez en mí, a las que siguen confiando en mí, a las que se fueron de MAB pero fueron parte en algún momento, y a las que vendrán. Y gracias a los más de 200 jóvenes tutores que creyeron y siguen creyendo en MAB, ya que es gracias a ustedes que MAB es un lugar tan especial. Gracias a mi familia que SIEMPRE ha estado ahí para mí durante esta gran aventura y gracias a Dios por SIEMPRE iluminar mi camino y llenarme de fortaleza. ¡Adiós al 5 y bienvenido al 6! 

 

Screen Shot 2019-01-07 at 9.35.51 AM.png
Macarena ArribasComment